.:casi:.

lunes, septiembre 29, 2008

De a ratos me acuerdo de tí. También de a ratos recuerdo que te tengo que olvidar, y en medida de lo imposible y de lo que me es posible también, recuerdo que ya te estoy erradicando de mi vida.

Este fin de semana estuve muy introspectiva. Ritz fue culpable de ponerme así, la música, la compañía, la cocina... todos esos detalles que me recordaban los momentos que vivimos juntos. Ciertamente todo tiene un ciclo, y ese ciclo a pesar de que la memoria se empeña en revivirlo, yo no lo quiero aquí, no me hace mucho bien que digamos.

El trabajo ayuda. La amistad más. Entre trabajo, estudio y amigos me he olvidado un poco de todo esto que vengo a soltar en el blog, esperemos pronto salga todo el sentimiento que queda sobre tí.

Por cierto, me enteré que asistirás a Milán al concierto de ese grupo que tanto adorábamos, y que ella irá contigo. Me da mucha envidia saber que no seré yo la que irá a verlos, pensar que me pude quedar en casa y viajar dos horas para asistir.. ni qué hacerle, uno va tomando decisiones de las cuáles se tiene que hacer responsable, pero ya nos veremos, en novimebre.. cuando el atardecer decida no darnos otra oportunidad.

Un cumpleaños más por venir, y a pesar de que debo estar muy feliz de ello la nostalgía se hace presente. Noviembre significó el punto dónde comenzaba mi vida desde cero. El mes dónde el año se re.inventaba para mi y tu, con tu panettone le dabas la mejor bienvenida a los ciclos de mi existencia. (suena algo idiota que para celebrar mi cumpleaños hicieras pan de navidad, pero ¡cómo me gustaba!)

¿Cuántos van? 23 o 26, los que me quieras poner. Mamma sigue diciendo que son 23 mexicanos, 26 italianos... yo digo que mejor no preguntar -mucho menos contestar- El punto es que, cada que se acerca más mi cumpleaños me acuerdo de ti; me gustaría saber qué piensas de todo lo que nos ha pasado y saber si te arrepientes de algo.

Un simple pensamiento que vuela hacia tí. That's all.

de cosas raras.

viernes, septiembre 19, 2008

Extrañar es una cualidad que no a todos se nos da. Muchos dice "extraño esto, quisiera tener aquello de nuevo" pero no reflexionan que extrañar va más allá de pensar en lo que tuvimos y ya no lo tenemos.

A veces extrañar significa tener algo en los ojos, en el alma y saberlo desconocido. Saber que sientes nostalgía por algo que no existió y que los recuerdos recurrentes (¿existirán?) son el "diario" que debemos soportar, como si con ello pudieramos construir un pasado inexistente en un presente que se va y claro, llevado de la mano de un futuro que no será.

Pocas horas de sueño esta semana. Mucha planeación de trabajos finales (finales-finales) y mucha diversión. Una canción que se llama Blunotte acompaña cada momento de lo que vivo, una lágrima de un buen amigo me recuerda mi condición, y el por qué de lo que vivo y soy.

Post extraños, ideas hechas bolas y sin ganas de hablar las cosas. Sorpresa, angustia y recuerdos. Deseos. Deseos.

Qué ganas de verle.

Sin adiós ni despedida.

jueves, septiembre 18, 2008

Y es que cuando las cosas se acomodan no hay ni cómo evitarlas. Ante un cambio inminente las situaciones tienden a tomar matices que desconocemos, pero que en el fondo nos gustan... -o al menos a mí sí-

Tengo poco tiempo de interactuar con él, y en verdad que la situación es rarísima. Él está cuando debe de estar, pero nunca de más, y su tiempo siempre es importatísimo. Dicen que uno le da valor a las cosas y que nada lo tiene por sí mismo, pero éso es algo que dudo. Su presencia en mi vida es algo muy valioso y él solo se ha encargado de darle el valor a ello.

Hoy que despedí a mi familia norteña que andaba de paso por la ciudad, me doy cuenta que nunca me han gustado las despedidas, y que lo mejor que puedo hacer con él es eso: no decir adiós. Segura estoy que volveremos a toparnos, es mi destino regresar sobre los pasos a lo vivido... si es que eso existe.

Y pues sí, el título de este post es de una canción que me recuerda que siempre que llego a la vida de las personas que apreció me despido de la misma manera: sin adiós ni despedidas y con la imagen de los momentos vividos en el corazón.

Esta vez no me voy yo, pero sí me quedo con las imágenes en la pupila y el deseo de volver a vivir eso y mas a su lado. Algún día, en algún momento será.

.recuerdos.

domingo, septiembre 14, 2008

Me impregna tu perfume. Pasan los días y tu olor sigue acá, en mi piel, pegada a mi cuál esencia postergada para la eternidad.

No sé si se deba a que tu presencia en mi vida marcó grandes cambios en mi. O quizá sólo a que las coincidencias fueron muchas y muy bellas, y ése olor, específico y muy característico de ti, se quedó en mi como marca indeleble del paso de tu persona, como marca de agua sobre la roca me ha quedado sobre la piel.

Cada mañana que despierto, el primer aroma que noto en mi es ese. Y es extraño ni los cosméticos y perfumes propios logran borrarlo. Ahora que sé que tu huída es inevitable, el aroma se fortalece. Quizá el recuerdo es el que lo hace más fuerte, o mi nostalgia de saber que no te veré. No lo sé.

Pero me impregna tu perfume, y me parece gracioso, hasta casí cómico, que el aroma se haya quedado en mi, como característica de lo que pasó y no deberé de olvidar jamás.

¿Allora?

sábado, septiembre 13, 2008

Venía yo muy contenta a escribir un post sobre lo que estoy viviendo en estos días -semanas ya- y justo cuando decido abrir la ventana para que entre un poco de aire cae un rayo que me hizo correr en un segundo de la ventana a la entrada del cuarto *zoooom*.... y vaya que está grande.

Susto y risa a la vez.

y ya, se me olvidó el post.

.amistad.

miércoles, septiembre 10, 2008

Muchas veces me ha tocado mostrar de qué está hecha mi amistad, pero desgraciadamente -o agraciadamente- pocas personas me lo han demostrado.

Hoy alguien lo hizo de la manera más sencilla....

y en una frase...

"yo te protejo hasta las últimas consecuencias"

ESO es amistad y no simulados.

Gracias.


Ritz.Ritz

lunes, septiembre 08, 2008

Híjole, porque yo si soy bien sentimentaloide y sólo dejo las cosas fluir es que lo tengo que decir.

Tatirijillo o mejor conocido como Ritz, muuuchas gracias por estar. Muchas gracias por cruzarte en mi camino y por seguirme en mis loquencias. Los últimos días han sido de lo mejorcito que ha pasado en mi vida, y me han mantenido al margen de una crisis de nervios y pavor por lo que aún no me dicen que es y espero no sea.

Tardes-noches magicas.cómicas.musicales han sido las que me quedan y día a día refuerzan ese lazo raro que surgió en unos pocos días y se afianzó para mucho tiempo: la amistad. Sea que te me vayas a vivir del chimichurri o que te quedes en está ciudad, siempre, siempre te estaré infinitamente agradecida.

Quiérote un montón. ¡y que vengan cosas nuevas! (en especial trabajo) :p


 
Entre la nostalgia y la melancolía - by Templates para novo blogger