Destino

sábado, julio 12, 2008

Desde mucho tiempo atrás he declarado que no creo en el destino como la mayoría lo concibe: un golpe de buena suerte que llega así de repente. Creo más bien en el destino, como la capacidad del ser humano para decidir y lograr cosas buenas, mientras las malas sólo forman parte de una realidad que tenemos que afrontar y llamamos "errores o equivocaciones."

Hoy nuevamente y re.leyendo a mi buen amigo Zygmunt Bauman me encuentro con esto:

El destino no se explica por la naturaleza peculiar de los golpes que da, sino por la incapacidad humana para predecirlos y, más aún, para prevenirlos o domesticarlos.
Caray! que a veces esto de las realidades líquidas y los tiempos modernos me vienen como anillo al dedo

2 nostalgia(s) fueron abandonadas:

ROSA E OLIVIER dijo...

"eres como la noche, callada y constelada."...!?...

Saluto mille!

Kurt C. dijo...

Uhh de acuerdo. El destino se forma, no está ahi. Es como tener un principio y un fin. Lo de enmedio va por nuestra cuenta.

 
Entre la nostalgia y la melancolía - by Templates para novo blogger