del que me robó el corazón por 4 horitas

lunes, febrero 25, 2008

Y heme aquí, esperando por algo que quizá ni siquiera llegue a pasar. Decidiendo si fuerzo al destino a hacer que algo suceda o si mejor me voy y dejo las cosas como están. Lo cierto es que cuando quiero que pasen, soy tenaz, tan tenaz que puedo llegar al punto de esperar dos horas para que ése momentito de debilidad suceda.

Ahora, no sé si deba suceder. Para estas cosas es bueno dejar que simplemente las coincidencias de la vida las causen, pero ¿qué pasa cuando esta pinche vida se empeña en evitarlo?

Entiéndome yo, lo sé. Pero hay ésa micro posibilidad de que esto sea algo bueno, total ¿qué puedo perder?

Nothing left to lose.

1 nostalgia(s) fueron abandonadas:

Carlos dijo...

Suerte!

theres nothin' left to lose...

 
Entre la nostalgia y la melancolía - by Templates para novo blogger