jueves, octubre 04, 2007

Esa noche no esperaba que llegaras tan rápido,
ni tan de pronto.

Estaba en casa, descansando después de un pésimo día de trabajo
cuando de repente el celular sonó, vi tu número y decidí ignorarlo –de seguro una pena más- pensé… Pero me había equivocado.

Insistente, respondí.
Sabía de ante mano que no debía tocarte, que no debía acercarme. Le pertenecías a otra, aunque mi deseo por ti era inmenso. Los momentos en los que me llamabas, eran secretos, prohibidos, y bien hicimos en disfrazarlo con el proyecto de la agencia, pero era más que evidente.

Ella enfurecía cada vez que alguien nos mandaba fuera juntos, ella sabía que tu deseo no era por ella, que cada vez que la tocabas imaginabas que tenías mi cuerpo entre tus brazos, que cada vez que la besabas imaginabas en ella mis labios, pero que además morías de ganas de que la que escuchara esos “te amo” fuera yo… Ella hubiera dado su vida por ser la dueña de tu deseo, de tu pasión, pero en cambio yo, la solitaria, la que se alejaba, yo era el objeto de tu pasión… y ella lo sabía.

Extraña posición me dejaba tu amorío, pero como todo en mi destino… llegué tarde a tu vida, llegué tarde a tu amor, con otra compartías, conmigo disfrutabas….

Como de costumbre tu sexo era universal, tu lengua recorría los cuerpos de dos personas, tu corazón se dividía. Por una sentías cariño por otra pasión, el amor carnal se te fusionabas y callado permanecías a su lado, mientras al mío vibrabas.

Esa noche llegaste a mi casa y no me permitiste hablar, callado comenzaste a besarme y yo como siempre, me dejé llevar. Ente mis muslos extasiado temblaste, segundos después llegó la calma.

Dime que esto no es un sueño, dime que es real…
Lo es –atiné a responder-
Entonces he cometido el error más delicioso de toda mi vida
Si es un error para ti, es mejor que te vayas –te dije-
No, no es eso. No lo considero así. Lo que pasa es que no sé cómo se lo diré a ella.
No se lo digas, hagamos de cuenta que esto nunca pasó –le dije mientras lo abrazaba-
Es qué ahora no sé cómo le voy a hacer el amor a ella…

1 nostalgia(s) fueron abandonadas:

Kurt C. dijo...

ups. Está bien chido, habías escrito uno de la misma temática igualmente bueno.

 
Entre la nostalgia y la melancolía - by Templates para novo blogger