miércoles, julio 25, 2007

Si, es cierto, soy una persona solitaria. Y no porque me aisle o sea antisocial, sino porque no tengo a nadie que ocupe mi corazón y ya son varios años que no me ven con novio.

Hoy mi madre me preguntó qué hata cuando lo voy a esperar.

Los que me conocen saben que viví un amor mágico, un amor fabuloso, pero como todo, tuvo un inicio y tuvo su final. Cuatro años de fabulosos sueños, planes  y esperanzas se fueron a la basura porque él así lo quizó.

Y ahora yo estoy feliz, liberada, ligera. Me ha hecho mucho, muchisísimo bien estar sóla, verme sin él, verme sin nadie. Y no, no quiero a un novio. No quiero a alguien con quién compartir mi cama, ni mi corazón. En estos momentos estoy gozando lo que una mujer, soltera, madura y autónoma puede hacer. Muchos dudan de lo que soy capaz de hacer, pero bueno, si el que decía que me amaba, dudó, de los demás lo puedo comprender. Ya verán los resultados.

Por ahora, sólo deseo vivir, gozar y saberme plena.

4 nostalgia(s) fueron abandonadas:

c0o1 dijo...

Aprender a valorar la soledad es algo que muchas veces, como en mi caso, se aprende luego de una ruptura...

Kurt C. dijo...

La soledad es una herramienta que muchas veces sirve para llegar a la felicidad.

Homeless Schakal dijo...

Más que soledad es un momento de autoreconocimiento, introspección, de tomar decisiones, cambiar lo erróneo, buscar lo que realmente se quiere y corregir el rumbo...

Una decisión que muchos toman, pero pocos permanecen fieles a ella...

Gerson "Tlalocman" Obrajero dijo...

Suena muy bien...

Aunque mi lectura de tu post es distinta al mensaje.

Un beso =*

 
Entre la nostalgia y la melancolía - by Templates para novo blogger