II

sábado, junio 23, 2007

Ayer me dió la loquera y me fuí a caminar.
Algunas veces, debes de recordar, me gusta caminar sin rumbo ni miras sólo con el ánimo de ver gente y reírme ella. Ayer no ví a nadie, o mejor dicho, no presté atención. Me la pasé sóla y pensando en todo lo que he hecho, lo que he dicho y los planes que tengo.
Me dí cuenta que en realidad no hay ningún plan, y que sólo estoy esperando un pequeño error de esta vida para aprovecharme de ella, y aprovecharlo para mí, así como ésta lo hizo conmigo y me dejo sola con mis esperanzas y sueños rotos.
Y en definitiva ya no me dueles,
sólo es que te extraño demasiado, pues sabes, me acostumbro demasiado rápido a las personas,
demasiado rápido les abro mi corazón
y demasiado rápido les brindo mi vida... pobre ilusa idealista que cree en las bondades del hombre, debes de seguir diciendo, pero es que es cierto, me gusta creer que sómos buenos por naturaleza y que antes de dañar, aguantamos con nuestra vida.

...

1 nostalgia(s) fueron abandonadas:

Kurt C. dijo...

El caminar ayuda a aclarar las ideas y a ver las cosas en perspectiva. Ayuda a limpiar los pensamientos. Es gratificante y reconfortante.

Saludos!

 
Entre la nostalgia y la melancolía - by Templates para novo blogger