Just some questions....

domingo, septiembre 17, 2006

Listen and think when I say:

Who makes you feel the way that I make you feel?

Who loves you and knows you the way I do?

Who touches you and holds you quite like I do?

Who makes you feel like I make you feel?

Who makes you feel like I make you feel?

Who makes you feel like I make you feel?


Can you answer me?

Thank you for been next to me.

Los formales y el Frío.

viernes, septiembre 15, 2006




Quién iba a preveer que el amor -él informal-
se dedicara a ellos-tan formales-

mientras almorzaban por primera vez -ella muy lenta y él no tanto-
y hablaban con sospechosa objetividad
de grandes temas en dos volúmenes
su sonrisa -la de ella-
era como un augurio o una fábula
su mirada -la de él-
la tomaba nota
de como eran sus ojos -los de ella-
pero sus palabras -las de él-
no se enteraban de esa dulce encuesta.

Como siempre -o como casi siempre-
la política condujo a la cultura
así que por la noche concurrieron al teatro
sin tocarse una uña o un ojal
ni siquiera una hebilla o una manga
y como a la salida hacía bastante frío
y ella no tenía medias
sólo sandalias por las que asomaban
unos dedos muy blancos e indefensos
fue preciso meterse en un cafe

y ya que el mesero demoraba tanto
ellos optaron por la confidencia
extra seca y sin hielo por favor.

Cuando llegaron a su casa -la de él-
ya el frío estaba en sus labios -los de ella-
de modo que él -como fábula y augurio-
le dió refugio y un saco caliente.

Una hora apenas de biografía y nostalgias
hasta que al fin sobrevino un silencio -como se sabe en estos casos es dolente-
decir algo que realmente no sobre.

Él probó -solo falta que te quedes a dormir-
y ella probó -¿puedo quedarme?-
y él -ni siquiera lo preguntes-
y ella -bueno, ¿por qué no?-

de manera que ella se quedó -en principio-
a besar sin usura sus labios fríos -los de él-
después el besó su cuerpo -de ella-

que a esas alturas ya no estaba tan frío
y sucesivamente así, mientras los grandes temas
dormían el sueño que ellos no durmieron.

Pocas veces la poesia nos queda a la medida.

martes, septiembre 12, 2006

Táctica y estrategia,

Mi táctica es
mirarte
aprender como sos
quererte como sos.

Mi táctica es
hablarte
y escucharte
construir con palabras
un puente indestructible.

Mi táctica es
quedarme en tu recuerdo
no sé cómo ni sé
con qué pretexto
pero quedarme en vos.

Mi táctica es
ser franca
y saber que sos franco
y que no nos vendamos
simulacros
para que entre los dos

no haya telón
ni abismos.

Mi estrategia es
en cambio
más profunda y más
simple.

Mi estrategia es
que un día cualquiera
no sé cómo ni sé
con qué pretexto
por fin me necesites.
Mario Benedetti

No tienes que..

lunes, septiembre 11, 2006




No tienes que prometerme la luna.... Me bastaría si solo te sentarías conmigo un rato debajo de ella........ Emilio Ruiz, DF.

Gracias por el día. A pesar de que fue agitado, lo disfrute mucho. Gracias por la compañía y por la plática tan amena.
Y aún me sigues debiendo ese poema que acabas de escribir...
Soy curiosa y quiero ver si es cierto que sacaste todos esos malos sentimientos que tenías dentro...
Ánimo, no se puede vivir con tanto dolor y veneno, si algún día te dio esperanza, desde hace mucho tiempo te la quitó. Solamente te queda mirar adelante y ni siquierea acordarte.

Besitos.

¿A quien dedico tan profundos pensamientos?

domingo, septiembre 10, 2006


I've been there before...

Todo lo que me he pasado se ha quedado conmigo,
tanto el día alegre cual ése de tristeza y dolor.
De las memorias en versos es que todo hoy digo
porque he sentido en mí tristeza, alegría y amor.

De lo real de mi vida quiero que todo se separe
para entrar de mi noche oscura a un amanecer.
Te deseo donde mi alma siempre se ampare
al ya tener necesidad del amor sin ganas de beber.

Por el desengaño a nada con firmeza hoy sigo
porque a veces estoy cansanda de cada cicatriz;
mi alma es el terreno donde siento cada castigo
a ahí mis sentimientos mueren y queda la raíz.

Mi amor ha sido análogo al más oscuro cielo
y aunque veo luz del día, lo negro siempre está.
Liberada hoy ando aquí en este temporal suelo
y a veces reconozco que mi alma tiene un más allá.

He sentido tanto aunque mi vida ha sido poca
y jamás me explico porque mi destino ha sido así.
Pero sobre todo, deseo besar su boca
al estar convencida que sólo él me haría feliz.

Tu me enseñaste...



Tú me enseñaste que el amor es húmedo,
desde entonces todo lo que toco se convierte en lluvia...
y mi rostro está repleto de lluvia, porque cada día pienso más en tí.

¿Que hay despues de la lluvia?

viernes, septiembre 08, 2006



Ayer pasé otro día junto a tí, llovía...
Hablamos de tantas cosas, reímos y yo tan sólo seguía preguntandome qué pasaba...
me preguntaba a mí, a esa personita que se niega a salir de tu vida.

Pasamos de largo, viéndonos a la cara pero como siempre, yo un poco tímida,
pues sé que mis sentimeitnos están a flor de piel y no los quiero expresar.
Sé que te han lastimado y sé que sigues amando,
y nunca dejaras de amar.

Cuando se dice "te amo", esa palabra y esa acción te marcan de por vida
y el periodo latente es el más cruel y difícil de sobrellevar.
Yo llegué a tu vida en ese periodo, ¡maldita suerte la mía para estar siempre en esos momentos!

No creo que ella te haya llorado,
no creo que ella te haya amado....

Y la lluvia cae y las tristezas se lavan....

Dime si acaso la necesitas,
dime si acaso no te has percatado de tu vida

...... y la lluvia lava mi cara.....
y comienzo a llorar aún sin quererlo.

Cada día te quiero más... y tu idiota no te das cuenta.


No quiero reconocer que mientras él besaba mi boca
estaba pensando en ella.
Y cuando la estúpida estaba entregada a él,
él simplemente alimentaba un deseo y amaba su recuerdo.

¿Qué se va con el pasar de los días?
Olas de mar que limpian mi recuerdo,
palomas que vuelan libre, lleven su imagen lejos de mí
sueños que he perdido, regresen y bríndenme un poco de ilusión
muéstrenme cómo puedo volver a ser la que fui.

Placer, regalo, olvido: hora de tomar una alternativa.

Te tengo que olvidar, por favor perdóname.

jueves, septiembre 07, 2006


Tengo miedo de tí....

Tengo miedo. La tarde es gris y la tristeza
del cielo se abre como una boca de muerto.
Tiene mi corazón un llanto de princesa
olvidada en el fondo de un palacio desierto.
Tengo miedo. Y me siento tan cansada y pequeña
que reflejo la tarde sin meditar en ella.
(En mi cabeza enferma no ha de caber un sueño
así como en el cielo no ha cabido una estrella.)
Sin embargo en mis ojos una pregunta existe
y hay un grito en mi boca que mi boca no grita.
No hay oído en la tierra que oiga mi queja triste
abandonada en medio de la tierra infinita!
Se muere el universo de una calma agonía
sin la fiesta del sol o el crepúsculo verde.
Agoniza Saturno como una pena mía,
la tierra es una fruta negra que el cielo muerde.
Y por la vastedad del vacío van ciegas
las nubes de la tarde, como barcas perdidas
que escondieran estrellas rotas en sus bodegas.
Y la muerte del mundo cae sobre mi vida.


Para tí hombre, que llegué a tu vida inesperadamente y sigo en ella sin que lo notes...

 
Entre la nostalgia y la melancolía - by Templates para novo blogger